Lecitina de Soya

Hoy en día son muchos quienes identifican la lecitina de soya como un complemento dietético que sirve para regular el colesterol. La lecitina es un tipo de grasa que forma parte de la estructura de todas las células del organismo, se fabrica en el hígado, pasa al intestino y de ahí a la sangre, que la distribuye a las células. Su función es determinante en la regulación y el metabolismo de los lípidos del organismo, entre ellos, el colesterol.

Este complemento cardiosaludable ayuda a controlar el colesterol dentro de una dieta equilibrada. El colesterol elevado en sangre se asocia con arterosclerosis y la enfermedad coronaria, lo que supone un verdadero problema de salud pública. Para mantenerlo dentro de unos límites saludables, es recomendable tomar lecitina de soya y seguir una dieta sana con alimentos que, por sus componentes, sean cardiosaludables. También deben consumirse alimentos ricos en nutrientes como fósforo, ácidos grasos esenciales, colina e inositol, esenciales para la producción endógena de lecitina, como cereales integrales, aceite de oliva extra virgen, huevo y frutos secos.

La lecitina o fosfatidilcolina es un fosfolípido. En el organismo, los fosfolípidos ayudan a mantener en suspensión el colesterol sanguíneo e impiden que se deposite en las paredes arteriales y venosas. Estos compuestos son también esenciales para la estructura de los tejidos nerviosos y para el correcto funcionamiento de las glándulas. A partir de estos conocimientos, se ha interpretado que tomar lecitina de soya como complemento dietético tiene efecto de bajar el colesterol. Las revisiones científicas sobre este tema demuestran que la mayoría de ensayos clínicos con pacientes han dado resultados positivos.