Nutrición y Osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad del hueso que se caracteriza por una reducción de su densidad mineral. El hueso se vuelve más poroso, delgado y frágil, rompiéndose con mayor facilidad.

La osteoporosis se produce por la adquisición de un pico insuficiente de masa ósea al final del desarrollo, o por la pérdida inadecuadamente rápida durante etapas posteriores de la vida.

La mayoría del hueso adulto se constituye durante la niñez y adolescencia, alcanzando el pico máximo entre los 15 y 20 años de edad. A partir de los 30 existe, de forma natural, una progresiva reducción en la formación ósea. Por todo ello, durante el periodo de desarrollo, resulta fundamental el aporte de todos los nutrientes implicados en la formación del hueso.

En España, aproximadamente 2 millones de mujeres y 500.000 varones sufren osteoporosis en la columna lumbar o en el cuello del fémur; es decir, casi un 13% de la población femenina y un poco más del 4% de la masculina. La osteoporosis afecta principalmente a personas mayores de 50 años; se reconoce que uno de cada tres individuos mayores de 65 años padece osteoporosis, en su mayoría mujeres. A partir de la menopausia, la pérdida de masa ósea se produce a un ritmo cuatro veces más rápido que antes de la retirada de la menstruación.