Carolina realizo el taller de BGV en Panamá y hoy nos comenta como se siente...

Estoy tan contenta que quise compartir contigo una experiencia...

Este fin de semana fue el cumpleaños de mi esposo y fuimos a almorzar a Fridays, lugar favorito de la familia y con comida abundante y muy poco dietética...

Te cuento que me preocupaba mucho ir para allá... no quería flaquear porque aún me provocan esas cosas y si alguien las come a mi lado peor aún.

Pues te cuento, para resumirte la historia, que viendo el menú, lo que se me antojó fué una ensalada de lechuga con pollo y aderezada con vinagreta de cilantro.. yo no lo podía ni creer... Siempre cuando veía gente comiendo ensaladas me preguntaba por què a mi no me gustaban, a menos que fuera un poquito y acompañando otra cosa más "rica" y llena de aderezos a base de mayonesa ?

Pues allí estaba yo, por primera vez en mi vida pidiendo una ensalada de almuerzo... y lo mas increíble es que me supo a gloria...  para nada me sentí como en anteriores dietas que mi comida era de conejo y me daba rabia ver a los demás comer cosas ricas.

La verdad  tengo que admitir que lo disfrutè tanto como si fueran las costillitas llenas de salsa BBQ y con full papitas!

No puedo ni creerlo la verdad...  por primera vez no se me hizo agua la boca viendo la comida de los demás...   :-)

Ayer fuimos de nuevo a comer con unos amigos en otro sitio y de nuevo pedí una ensalada pequeña y me supo a gloriaaa. No me reconozco, para mi es algo tan increíble el poder disfrutar una ensalada sin ponerme furiosa,  que no me lo creo...

Se que hubiera podido pedir carne o pollo con vegetales, pero lo raro era que lo que me provocaba eran las ensaladas... cosa que antes nunca me gustó.

De verdad mil gracias... Sé que me falta muchooo pero estoy viendo en mi cambios que nunca antes vi. Ceo que ustedes me estàn cambiando el chip como dice mi hija... jajaja.

Mil Gracias....