Diana "perdí 36 Kilos y ahora soy modelo"

Diana "perdí 36 Kilos y ahora soy modelo"

A continuación les voy a relatar en un breve resumen como fue mi vida en relación a la lucha con el peso.

Desde que tengo uso de razón siempre fui la gordita de la casa y de todo mi entorno, es mas desde que estaba en el vientre materno era obesa naci pesando 6 kilos, mi mama me cuenta que le costaba conseguirme ropita acorde a mi edad  y claro como me gustaba tanto comer siempre me premiaba con la mejor comida los mejores dulces yo  era feliz, era una niña…  

Con el pasar de los años fui creciendo en tamaño y kilos y obviamente ya era la adolecente criticada siempre por ser la más gorda del grupo, siempre señalada y tratando de que me aceptaran,  pues buscaba ser popular y graciosa, cosa que lograba pero dentro de mi pasaba mi calvario de ver mi cuerpo como día a día empeoraba mas.

Ya preocupada me ocupe de empezar hacer unas infinidades de dietas del atún de la piña, pastillas milagrosas, que al final  lo que lograba era que engordara el doble y cada día mi cuerpo acumulaba más grasa y se retrasaba mas mi metabolismo, aunado a estos pase las dos barrigas de mis bebes tenía 28 años y parecía de 80, no me provocaba hacer absolutamente nada y hasta mi niña de 5 años de edad me pedía que rebajara y ya hasta le daba pena que la fuera a buscar al colegio. Y ese fue mi gran impulso para decidirme hacer el proceso.

Un día viendo la televisión,  observo lo de la banda gástrica virtual y como siempre estuve clara que lo mío era mental pues tome la  decisión de intentarlo lo pensé por el dinero que tenía que invertir pero algo dentro de mi me decía que esto iba a funcionar, calladita sin comentarle nada a nadie me arme de valor y me fui a Caracas a realizarme este proceso que fue el cambio de mi vida, ahí conocí a mi Ada madrina así la llamo A MI QUERIDÍSIMA Dra. Granya González, fue un año duro porque no vivía cerca debía viajar y entre esto y los niños no  era fácil, pero más grande era ver los cambios en mi mente principalmente y paralelo a ello en mi cuerpo era algo así como que me habían cambiado la mente solo quería adelgazar cuidarme y sobre todo curarme, porque amigos,  la obesidad es una enfermedad mental que se apodera por completo de tu persona y de todos tus sentidos.

Mi cambio era cada día mas notorio los kilos los iba perdiendo semanal, así como la ropa triple xl que tanto odiaba, amigos, vecinos, y hasta gente que no me conocían de trato, me paraban en la calle para preguntarme que me estaba haciendo, lógicamente les explicaba y no me creían, y yo feliz seguía mi cura, escuchando mis CD y con mi mente bien clara de que era lo que quería lograr y a donde quería llegar.

Ya con 50 kilos menos era otra persona completamente, mi vida y mi entorno cambiaron por completo hoy día observo las fotos de aquella época las comparo con las actuales y solo le doy gracias primeramente a Dios por darme la fuerza y valor de lograrlo todo con el sin el nada y a mi Doctorisima Granya González por el apoyo incondicional, ella era mi voz que me hablaba dentro de mi cada día cada hora, la cual me decía si podrás, si lo lograras … yo hoy día me siento plena, feliz, sana, llena de ánimo para luchar con mis hijos y seguir adelante. Y claro mi apariencia física es genial.

Este señores es mi testimonio mi cambio de vida, el  final de esa terrible enfermedad. Mi consejo no dudes de este proceso todo está en la mente, si se puede, ten fe en ti mismo no decaigas ármate de valor y te apuesto que llegaras al triunfo.

Se les quiere, Diana Bianco